Laura Bugallo: “Vendetta” tras destapar una mafia”

Fuente: El País

SONIA VIZOSO Santiago de Compostela 16 ENE 2013 – 23:14 CET

Laura Bugalho lleva 21 años asistiendo a inmigrantes indefensos y expuestos a caer en manos de mafias y empresarios sin escrúpulos. El 26 de mayo de 2009 agentes de la policía nacional la abordaron en su puesto de trabajo en la CIG y se la llevaron detenida. La acusaban de falsear documentación para regularizar a los extranjeros a los que ayudaba. El caso fue archivado pero la fiscalía logró que la juez lo reabriera. Ayer, en el juzgado de Santiago al que acudió a declarar, ni el ministerio público ni la policía que la acusa se presentaron, relata ella. A las puertas, representantes de ONG, colectivos culturales, sindicatos y partidos clamaban contra lo que Bugalho considera “una vendetta”. Y es que justo antes de ser arrestada, esta mujer se había convertido en una persona incómoda para policías y empresarios presuntamente corruptos.

Las denuncias presentadas por Bugalho desde diciembre de 2007 hicieron estallar en febrero de 2009 la Operación Peregrino, que investiga una supuesta trama de explotación laboral de inmigrantes sin papeles en la que están imputados al menos empresarios y un sindicalista de CCOO y que salpica a mandos y funcionarios de Extranjería, a “gente con mucho poder”. Bugalho acompañó a las 57 víctimas a poner la denuncia, a la que luego se adhirieron otros 18 extranjeros. Según sus testimonios, la trama les cobraba 10.000 euros por conseguirles un visado y un trabajo con bajos salarios y alojamientos infrahumanos. “Uno de ellos trabajaba en una granja y dormía en las cortes de las vacas”, recuerda Bugalho sobre un caso que sigue en fase de instrucción judicial.

La sindicalista está convencida de que la causa contra ella es una venganza de los implicados en la trama. Siete días antes de ser detenida, con el caso Peregrino ya al descubierto, Bugalho, en compañía de unos vecinos, denunció la presencia de unos extraños en la casa de sus padres, un asalto nunca esclarecido. “En la policía de A Coruña ya me advirtieron que venían a por mí”, afirma. Esta activista, que en 2011 recibió el Premio Nicolás Salmerón de Derechos Humanos patrocinado por el Ministerio de Cultura, se siente “perseguida” por la policía nacional y está harta de que los agentes la paren por la calle para pedirle la documentación. Aún recuerda las palabras que le disparó un mando de Extranjería cuando fue arrestada: “Laura, por fin te cogí”.

Alternativa Galega de Esquerda (AGE) sostiene que Bugalho se enfrenta a “una acusación injusta por ayudar a gente sin papeles a obtener padrones, analíticas médicas o avales” y pide el archivo del caso. El Foro Galego da Inmigración tacha de “lamentable” la actuación judicial contra la sindicalista y rechaza la “fuerte persecución policial” que sufren los inmigrantes. Bugalho ha rechazado una rebaja de pena a cambio de declararse culpable. Prefiere ir a juicio: “Soy inocente. No voy a confesar lo que no he hecho”.

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s