Sólo la llegada de migrantes impedirá que la población española se derrumbe a mediados de siglo

Fuente: Diásporas Magazine

Sólo la llegada de trabajadores extranjeros puede impedir que la población de España caiga significativamente a mediados de este siglo. De acuerdo a las estimaciones realizadas en un estudio austríaco sobre la demografía europea, España alcanzará los 50.800.000 habitantes en 2050. En un supuesto escenario en el que se interrumpiera totalmente la llegada de extranjeros, la población descendería un 7,2 por ciento, hasta situarse en los 43,3 millones. Casi siete de cada veinte españoles tendrán más de 65 años en 2050.

 

 

Cuadros elaborados por Diásporas / Público a partir de los datos incluidos en el estudio del Instituto de Demografía de Viena, la Academia de Ciencias austríaca, el Instituto Internacional para el Análisis de Sistemas Aplicados y el Centro Wittgenstein para la Demografía y el Capital Humano Global. El mapa superior muestra los cambios porcentuales de población que se producirán en Europa durante el periodo 2010-2030 como consecuencia de la emigración y la inmigración. El cuadro inferior muestra diferentes datos demográficos de los estados más poblados de la Unión Europea a fecha de hoy y de 2050.

Barcelona | Ferran Barber | Diásporas / Público
Este hipotético y significativo descenso de población en ausencia de migrantes podría tener imprevisibles consecuencias negativas, habida cuenta del también notable envejecimiento de los europeos. A mediados de este siglo, las poblaciones más envejecidas de todo el continente vivirán esencialmente por todo el sur de Europa. Un 36,5 por ciento de los italianos serán mayores de 65 años en 2050. Junto a Italia, los países con mayor porcentaje de mayores serán España (34,6%), Grecia (34%), Alemania (33%), Rumanía (32,9%) y Austria (32,4%).

El envejecimiento de la población está directamente relacionado con las tasas de fertilidad. Durante el periodo 1980-2012, los ratios han caído también en todo el entorno mediterráneo hasta situarse como los más bajos de Europa. Actualmente, las mujeres con mayor tasa de fertilidad son las de los países de Europa occidental y de los estados nórdicos.

La principal conclusión de este estudio austríaco es que “la migración marcará la diferencia en toda Europa”. Siete países perderán población de aquí hasta 2030 en proporciones variables debido a la salida de trabajadores (ver mapa superior): Moldavia, Albania, Lituania, Letonia, Rumanía, Bulgaria y Bielorrusia. Los Estados europeos cuyo número de habitantes se incrementará más significativamente a causa de la llegada de migrantes son, en orden decreciente, Noruega (11,9 %); Islandia (10,3%); Suecia (9,7%); Suiza (8,9%); Bélgica (7,9%); Portugal y Chequia (7%); Irlanda (6,3%); Reino Unido (5,9%) y España (5.7%).

Lo que no va a modificarse es la clasificación europea de países por número de habitantes. Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, España, Polonia y Rumanía seguirán siendo los siete Estados más poblados de la UE en 2050. La población total de la Unión pasará de las 505.200.000 personas actuales a las 536.600.000. Si la migración se interrumpiera totalmente hasta situarse en el nivel 0, las cifras de habitantes de la UE descenderían a mediados de este siglo hasta los 477.300.000.

© Diásporas / Público 2014

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s